Restauración del Aleph en Recoleta

El Centro Cultural Recoleta es uno de los edificios más antiguos de Buenos Aires. Como tal, y debido a la belleza de su construcción, en la actualidad es visitado por miles de personas, tanto extranjeros como nacionales que van a realizar, ver o visitar algunas de las muestras, cursos, obras y demás actividades que hay para hacer en el Centro Cultural Recoleta. Uno de los sectores más populares del Centro Cultural Recoleta es el Auditorio El Aleph, llamado así en mención al famoso libro de Borges.

El auditorio El Aleph solía ser la capilla del antiguo Asilo de Mendigos, que luego también funcionó como el Hogar de Ancianos Gobernador Viamonte. Al haber sido una capilla tiene un estilo neogótico, con una nave principal y dos laterales, los cuales terminan en el altar, con su ábside. En la cara interna de ese ábside existe un mural, realizado por Francisco Paolo Parisi en 1906.

El Centro Cultural Recoleta ha decidido restaurar este mural. Afortunadamente, el estado general de esta obra, considerando que no había tenido ningún mantenimiento especifico hasta este que se está realizando ahora.

Para poder lograr la restauración de este bello mural, se han realizado estudios previos, mediante los cuales se puede saber la composición y técnica utilizadas, y así poder descifrar la manera de proceder a limpiarlo, reemplazar los faltantes y las fisuras de la obra, etc.

Gracias a estos estudios se logró descifrar que el mural del Auditorio El Aleph, en el Centro Cultural Recoleta, poseía una capa de barniz colocada tiempos después de la realización de la obra. Con esto se llegó a la conclusión de que debía quitarse este barniz para así divisar los colores verdaderos de esta obra. Así, fueron descubriendo paso a paso lo que se debía hacer para lograr obtener el mural lo mejor posible y según cómo era en su estado original.

Durante la restauración de hará una división, para que el auditorio continúe funcionando.

Poco a poco, estos especialistas lograrán mostrarnos como era ese mural originalmente y harán del auditorio El Aleph algo más lindo de lo que ya es, sumándole también  más historias para contar en el Centro Cultural Recoleta.

¿Qué opinas?