Cacerolazo en contra de las medidas del Gobierno

A las cuestiones de inseguridad, se le sumaron las trabas en las importaciones, en la compra de dólares y las reformas fiscales y otras decisiones e indecisiones políticas. Esto produjo que el día 31 de mayo a la noche se produjera un cacerolazo. La propagación de la movida del cacerolazo sucedió durante todo el día mediante redes sociales como facebook y twitter.

En la noche del 31 de mayo se produjo en primer cacerolazo del segundo mandato de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. El sonido de las cacerolas comenzó en Belgrano, pero rápidamente se expandió por los barrios de Recoleta, Barrio Norte, y Colegiales. Asimismo, se produjeron movilizaciones en los barrios de Barracas, San Telmo, Abasto, Caballito y Villa Devoto, así como en sectores bonaerenses como Vicente López, Olivos y San Isidro. Pero esto no fue todo, en la Avenida 9 de julio también hubo repercusiones y se escucharon a los manifestantes pedir por la seguridad y su protesta en contra de las restricciones impuestas en los últimos meses por el gobierno.

Un vecino dijo “Estamos cansados de la inseguridad, de que nos mientan. Si la Justicia no funciona, no funciona el país”.

El cacerolazo tuvo repercusión y tuvo también su lado de críticas sarcásticas. Se esté a favor o en contra, el cacerolazo tuvo lugar, y es un indicio de que la gente está reaccionando frente a las políticas del Gobierno. Será cuestión de ver qué sucede en un futuro y ver si las cacerolas siguen saliendo a la calle. Por justicia, por seguridad, o por la posibilidad de poder moverse libremente por el mundo sin dar explicaciones, la movilización del 31 de mayo no se olvidará.

¿Qué opinas?