Recoleta y sus semejanzas con barrios europeos

Una de las cosas que les llama la atención a los turistas que vienen a visitar Buenos Aires, son sus rasgos europeos. Desde sus comienzos, la Ciudad de Buenos Aires vio pasar gente de Europa que vino al país y se instaló en la ciudad. La gente más adinerada, especialmente durante la Belle Epoque admiraba mucho la arquitectura de muchos países europeos y por ello, se copiaban sus estilos y formas. Estas edificaciones hoy siguen en pie, y siguen asombrando a todo aquel que quiera observarla con detalle.

Hay varios sectores y calles puntuales en donde se pueden apreciar los estilos europeos que Buenos Aires  y Recoleta ofrecen. Uno de ellos es a lo largo de la Avenida Alvear. El estilo más representativo de las edificaciones de esta famosa avenida, es el francés. Entre ellos están:

– El Jockey Club. Este palacio fue la residencia de Alzaga Unzué, y hoy mantiene su imponencia.

– El Palacio de la Nunciatura fue construido en 1909 por el arquitecto Le Monier. Este perteneció a la familia Anchorena.

– Junto al Palacio de la Nunciata se encuentra el Palacio Duhau, en donde hoy funciona el Park Hyatt Hotel. Este palacio es uno de los más representativos de la “belle époque”, y está inspirado en el castillo de Marais, ubicado en la región del Ille-de-France.

– El edificio en donde actualmente se encuentra la reconocida marca Polo Ralph Laurent posee un estilo del Art Nouveau. El mismo perteneció a la familia Lloubet.

– Otro de las íconos de Recoleta es el Hotel Alvear Palace. Este hotel de estilo francés posee una elegancia incomparable.

Pero eso no es todo, ya que Recoleta está repleto de edificaciones y palacios de estilo francés que son realmente imponentes, como:

– El Palacio Ortiz Basualdo, que actualmente funciona como la sede de la Embajada de Francia. Este palacio terminó de construirse en 1912.

– El Palacio Pereda, actual sede de la Embajada de Brasil, es otra muestra de la influencia francesa en la arquitectura de Buenos Aires y del barrio de Recoleta.

Asimismo, a lo largo y ancho del barrio de Recoleta se pueden observar varios petit-hotels de estilo bien francés.

Y esto no es todo, tanto Recoleta como Buenos Aires posee cientos de palacios, edificios y casas de estilo  europeo, no solo francés. Será cuestión de que usted recorra el barrio y descubra todo lo que Recoleta esconde; no se va a defraudar.

El místico Italpark

Ubicado en la Avenida del Libertador y Av. Callao, el Parque de diversiones Italpark, marcó la infancia de muchísimas personas. Sin embargo, en sus últimos tiempos, fue visto como un lugar peligroso. Esta dicotomía lo hizo muy popular durante su existencia y luego de su cierre.

El parque de diversiones Italpark abrió sus puestas en 1960, y su dueño fue la familia Zanon, proveniente de Italia. Este último dato fue lo que impulsó su nombre.

En sus comienzos, el Italpark era uno de los parques de diversiones más populares, ya que poseía juegos electromecánicos de tecnología avanzada, y hasta únicos en toda Sudamérica.

Dentro de las atracciones del Italpark se podían encontrar: la montaña rusa más alta de Sudamérica de la época, proveniente de Holanda; el Matter horn; la calesita acuática; un teleférico; el juego de las tazas; el Dumbo; los autitos chocadores; el autódromo (había dos de ellos que eran similares); el tren fantasma, y un juego similar de terror; y un gran número de puestos con diferentes atracciones como tiro al blanco y otros.

En julio de 1990, en el juego “Matter Horn”, uno de los caños que sostenían uno de los carros se soltó y provocó la muerte de una joven de 15 años, y la internación de su acompañante. Debido a este accidente, se descubrió que el Italpark no poseía buenas condiciones ni el mantenimiento adecuado de sus juegos, con lo que se produjo el cierre del parque.

Si bien el accidente de Italpark provocó conmoción en todo el mundo, aquellos niños que habían vivido tantas experiencias en aquel parque, aún lo recuerdan con cariño y estima. El Italpark cumplió el sueño de muchos niños que se sintieron en otro mundo, en donde corrían autos de carrera gigantes, o volaban con Dumbo. A pesar de todo, el Italpark pasó y seguirá persistiendo en la historia de muchos porteños que alguna vez lo visitaron.

Restos de Domingo Faustino Sarmiento en Cementerio Recoleta

Domingo Faustino Sarmiento fue, durante toda su vida, una persona que trabajó y se esforzó por trabajar y promover la educación. A lo largo de su vida, desde 1811 a 1888, Sarmiento cumplió muchos roles en política por su eficacia, inteligencia e ideas. En homenaje a la fecha de su fallecimiento, se decidió (en 1947) declarar el 11 de septiembre como el “día Panamericano del Maestro”. Esto se debe a que Sarmiento fue uno de los impulsores de la educación pública en todo el país.

Dentro de sus cargos como político Sarmiento llegó a ser Presidente de la Nación entre 1868 a 1874, pero luego de ello siguió estando en política en varias provincias del país.

Sarmiento no solo fue político, sino también que se destacó por ser escritor, docente, periodista y militar.

En la actualidad, los restos de este prócer argentino se encuentran en el Cementerio de Recoleta. La tumba fue diseñada por el mismo Sarmiento, en donde se pueden ver ciertos rasgos masónicos. Esta tumba consta de un podio de forma rectangular, revestido en mosaico, seguido de un obelisco y en lo alto se puede ver un cóndor de bronce. En la base se puede leer “civilización y barbarie” un libro polémico y muy popular escrito por Sarmiento. Descendiendo por una escalera, se llega a la cripta, donde se puede observar un altar y allí mismo yacen los restos de Domingo Faustino Sarmiento, el “gran maestro” de todos los tiempos.

La Avenida Pueyrredón

La Avenida Pueyrredón es una arteria importante ubicada en la zona céntrica de la ciudad de Buenos Aires. No solo cuenta con una gran variedad de negocios y edificaciones, sino también es el camino que toman muchos colectivos y medios de transporte públicos.

La Avenida Pueyrredón comienza en la Plaza Miserere y la corta la Avenida Rivadavia. A partir de allí hacia el sur toma el nombre de Av. Jujuy. Para el norte, la Av. Pueyrredón sigue hasta encontrarse con la Av. Presidente Figueroa Alcorta. Hasta principio del siglo XX, la Avenida Pueyrredón llevaba el nombre de Centro América.

En la Av. Pueyrredón y Sarmiento, se encuentra la Escuela Municipal Presidente Mitre. En 1990, esta escuela fue protagonista de una controversia, en donde se hizo entrega de la planta baja del edifico para que se ubiquen 14 locales comerciales. Por 20 años la Escuela tuvo que arreglárselas sin esa planta y quitar su nivel inicial, por falta de espacio.

Por otro lado, a lo largo de la Avenida Pueyrredón existen, como en gran parte de los barrios céntricos y de muchísimos sectores de Buenos Aires muchos edificios imponentes. Desde 1908, en la Av. Pueyrredón y la Av. Corrientes se encuentra un edificio residencial de estilo academicista imperdible.

Recién en la Av. Córdoba, la Av. Pueyrredón ingresa en el barrio de Recoleta. Pasando la Plaza Emilio Mitre, se ingresa a un barrio residencial muy exclusivo, conocido como La Isla. Aquí se pueden ver casonas del siglo pasado y una de las zonas más exclusivas de todo Recoleta.

Más adelante, en la calle Ricardo Levena y la Av. Pueyrredón, se puede ingresar a uno de los shopping más famosos de Recoleta: el Buenos Aires Design. Si continuamos por la Av. Pueyrredón, nos encontramos con el Cementerio de Recoleta (imperdible tanto para turistas como para residentes), y también con la famosa Plaza Francia (o como se llama originalmente la Plaza Intendente Alvear). Muy cerca de la plaza, por la Av. Presidente Figueroa Alcorta, se puede visitar la Facultad de Derecho de la UBA y su imponente arquitectura de estilo gótico.

La Avenida Pueyrredón es muy importante y posee una gran cantidad de cosas para observar en todo su recorrido, especialmente en sus finales, en el barrio de Recoleta.

La Avenida General Las Heras

La Avenida General Las Heras comienza en el Barrio de Recoleta. Más específicamente, comienza sobre la calle Montevideo, en la Plaza Vicente López. La Avenida Gral. Las Heras continúa hasta el barrio de Palermo, en el cruce con la Av. Santa Fe en la Plaza Italia.

La Av. Las Heras comenzó siendo una calle no muy amplia, cercana al Río de la Plata. Al principio se la llamó “camino de chavango”, debido a que se comenta que en la época en que el Virrey Vertíz estaba al mando, se trajeron crías de llama (llamados chavangos) desde el noroeste, por aquel camino. Recién a fines del siglo XIX, la Av. Las Heras tomo su nombre actual en conmemoración a Juan Gualberto Gregorio de las Heras, militar que se destacó durante la lucha por la Independencia.

A lo largo del recorrido de la Avenida General Las Heras se pueden observar una gran cantidad de edificios y construcciones imponentes y destacables. Entre ellas, se pueden nombrar: el edificio anexo del Colegio de Escribanos, de estilo moderno realizado en 1997; el edificio neogótico que nunca se terminó de construir, que en la actualidad funciona como la Facultad de Ingeniería de la UBA; el acceso al edificio de la Biblioteca Nacional (estructura brutalista de gran imponencia); entre otros.

Pero eso no es todo, a lo largo de la Av. General las Heras también existen un número de plazas y parques conmemorativos o lindos de recorrer. Entre ellos, se encuentran: la Plaza Emilio Mitre, renovada en este último tiempo; la Plazoleta Reino de Tailandia, y la Avenida Gelly y Obes, (entrada a una zona residencial muy pintoresca conocida como La Isla); la Plaza del Lector, donde se encuentra el acceso a la Biblioteca Nacional; y, el Parque Las Heras, donde antes se encontraba la Penitenciaría Nacional y hoy es un lugar ideal apra tomar sol y tomar mate.

La Avenida General Las Heras ofrece una gran cantidad de edificios y plazoletas para recorrer y ver, además que es una arteria importante del barrio de Recoleta,  Zona Norte y de Buenos Aires.